fbpx

La idea está muy extendida de que los resultados finales después de someterse a un trasplante capilar se vean después de aproximadamente un año. En cierto modo, es cierto, pero debemos tener en cuenta que esta no es una ciencia exacta, por lo que variará con cada paciente. A continuación describimos los diferentes pasos que pueden darse tras la intervención, siendo muy generales en tiempo y duración, según el caso.

 

En primer lugar, hay que tener paciencia, y no tener miedo a los cambios y evoluciones que pueden ocurrir, pero tampoco se puede pretender tener una melena en dos días; debemos dejar que la naturaleza siga su curso.

 

Cuidados posteriores al trasplante capilar

 

Durante la primera semana, deberá rociar su cuero cabelludo cada hora hasta que se acabe la solución salina que le dieron. La solución salina ayuda a limpiar e hidratar los injertos. También toma antibióticos dos veces al día para prevenir infecciones. Se le dan analgésicos para que los tome cuando sea necesario, que para mí fue solo un par de veces durante los primeros 2 o 3 días. 

 

Puede ducharse y bañarse durante la primera semana, pero no puede poner la cabeza debajo del agua o directamente debajo de la ducha. También debe dormir con la parte superior del cuerpo erguida en un ángulo de 45 grados (más cerca de 90 grados para procedimientos más grandes). La clave es relajarse y no esforzarse demasiado durante las primeras semanas.

 

En su paquete de cuidados posteriores, se le proporcionan almohadillas para descansar la cabeza mientras duerme. Sugerimos usarlos durante las primeras 2 o 3 noches.  

 

Trasplante capilar: primera semana

 

Los primeros días (0-7): Realizados recientemente, aparecen pequeños coágulos de sangre en la zona implantada, pero desaparecen en una semana con lavados. Es bastante normal tener la cabeza un poco hinchada por el suero y la anestesia, así como por la banda elástica colocada sobre los ojos para evitar que la anestesia descienda hasta el rostro. Los antiinflamatorios se administran la primera semana para ayudar a este efecto.

 

En el área donante, puede notar algo de picazón e irritación. Puede aplicar solución salina para aliviarlo. Puede tomar paracetamol, ibuprofeno o nolotil si el malestar es demasiado importante. Consulte a un médico, pero lo más importante es que NO SE RASQUE. 

 

Es muy normal sentir una sensación de rigidez, falta de sensibilidad en la zona donante; es un síntoma que desaparecerá con el tiempo. También puede haber algo de descamación en el área de recepción. También pueden aparecer pequeños granitos en la zona donante durante los primeros meses. Son “cabellos” tratando de salir y les resulta difícil.

 

Es bastante normal que tanto la zona donde se produce el trasplante capilar como la zona donante estén enrojecidas durante unos 15 días y suelen coincidir hasta que caen las costras; poco a poco volverán a su color natural. En la zona donante se puede aplicar una pomada o gel de aloe vera (lo más puro posible). Si aparecen síntomas de infección (foliculitis) en la zona donante, consulte al médico y aplique antibióticos. Pero esto no es común.

 

Las costras suelen caer a partir del 7º día, no intentes hacerlas caer, deben caer solas. Será normal ver pérdida de cabello, pero no folículos. No hay de qué preocuparse, es normal.

 

Evolución del trasplante capilar en el primer mes

 

Entre la tercera semana y los dos meses, en la mayoría de los casos, suele haber una pérdida de cabello trasplantado. Es la fase telógena o de reposo que implica una caída del cabello implantado debido a que los folículos se desprenden del cabello. No es necesario alarmarse, es bastante normal y volverán a crecer después de unos días o semanas; tan pronto como comiencen a crecer nuevamente (fase anágena), no volverán a perderse.

 

Trasplante capilar: evolución a los 3 meses

 

Entre 3 y 6 semanas después de la operación, no pasa mucho para decirte la verdad. Aproximadamente el 80% del cabello recién trasplantado se cae. Es un proceso completamente normal, es después cuando empiezan a crecer los nuevos folículos. 

 

Después de aproximadamente 3 meses, el cabello comienza a crecer (fase anágena) de manera constante; Al principio son delgados y débiles. se volverán más gruesos con el tiempo.

 

Evolución a los 6 meses

 

Entre el 5º y 6º mes se suele observar un nuevo rebrote, con pelo más grueso y largo (5-7 cm) que da una mayor sensación de densidad.

 

A partir del 8º al 10º mes, suele ser posible ver cómo los resultados finales serán del 90%. El cabello es más largo y grueso.

 

Trasplante capilar un año después de la cirugía

 

A partir del 12º mes, los resultados suelen ser definitivos, con un acabado completamente natural, donde no podrás distinguir qué cabello se ha implantado del resto de tu cabello. Esto no significa que haya personas que lo vean entre los 15 y los 18 meses.

 

Si tienes alguna inquietud ahora es el momento de programar un tratamiento de seguimiento si es necesario. Y si has experimentado alguna forma de pérdida de cabello, el trasplante capilar es una buena opción.