fbpx

Cuando hablamos de un cabello frágil nos referimos a un cabello sensible y con tendencia a romperse con facilidad. El aspecto que posee es seco, quebradizo, sin brillo, dañado y débil. La alopecia, en su mayoría se debe a un factor androgénico, y esta no entiende de tipos de cabello. Si la padeces porque está determinado así en tu ADN pasarás por ella. Sea cual sea tu tipo de cabello y los cuidados que le realices.

Lo que sí es cierto es que un cabello bien cuidado y tratado permanece más fuerte, más resistente y está menos expuesto a las caídas por factores diversos como: clima, tirones de cabello, malas praxis, …En este aspecto, los cabellos frágiles pueden sufrir una caída excesiva del cabello, es por eso que tener un buen cuidado capilar podrá evitar algunas de estas pérdidas capilares.El cabello que es frágil por naturaleza seguirá siéndolo, pero con algunas pautas y cuidados podemos ayudarle para evitar que lo sea en exceso.

Cuidado en el lavado, secado y peinado

Elige un champú apropiado; esto obviamente es importante para todo tipo de cabellos, pero en especial para el cabello frágil y quebradizo. Elegir productos demasiado fuertes hará que tu cabello se dañe. Opta mejor por productos naturales que cuiden y limpien el pelo sin dañarlo.

Una buena temperatura para el agua; cuando lo laves no elijas el agua ni demasiado fría ni demasiado caliente, pero sobre todo evita el exceso de calor. Puede dañar las fibras capilares, además lo hace más blando y elástico favoreciendo así su rotura.

Protector de calor; antes de exponerlo al secador, planchas o tenacillas, protégelo con un producto específico para ello. Al aplicarlo podrás a posterior utilizar las herramientas de calor sin miedo. Eso si, mejor no utilices una temperatura muy alta para no estropear las fibras

Cepíllate el cabello a trozos; no empieces desde arriba, en la raíz y vayas bajando, puesto que irás arrastrando los enredos favoreciendo así que el cabello se rompa. Empieza por las puntas y a medida que el cabello esté bien cepillado y desenredado ve subiendo poco a poco.

Cuidado con el cabello mojado; cuando el cabello está húmedo aunque es más elástico es a la vez más frágil y sensible, es por eso que debes prestar especial atención para no dar tirones ni tampoco lo ates con gomas o clips, espera a que esté seco.

Evita el lavado excesivo; Lávalo solo cuando sea necesario. Al hacerlo, aunque con cuidado, lo exponemos a pequeñas agresiones: el frotado con el champú, el desenredado, el secado con toalla que crea fricción, y las herramientas de calor.

Come sano

Una buena alimentación; lo hemos contado en innumerables ocasiones, la alimentación es clave para la salud en general, pero es especial para la salud capilar. No puede faltar en tu dieta el hierro, los ácidos grasos, el hierro, vitamina B (cereales, trigo, almendras, nueces), zinc (lentejas, marisco, yema de huevo), frutas, verduras y legumbres. El aceite de oliva es otro imprescindible para la salud del cabello en general.

Con estos consejos conseguirás mantener tu cabello frágil en mejor estado. Si aun así lo ves débil y no estás conforme con su aspecto ven a visitar nuestra clínica capilar en Barcelona podemos valorar la opción de algún tratamiento capilar como las vitaminas, el PRP o la Mesoterapia Capilar.