fbpx

Una de las principales preguntas realizadas por aquellos pacientes que valoran la idea de realizarse un implante capilar es cuándo se ven los resultados de un injerto capilar, ya que, obviamente, quieren recuperar el cabello en el menor tiempo posible.

Por ello, vamos a realizar un post en el que vamos a contar todo acerca de los resultados de implantes capilares, con el objetivo de resolver cualquier posible duda al respecto.

¿Cuánto tarda en volver a crecer el pelo tras el injerto capilar?

Lo primero a tener en cuenta es que el resultado del injerto capilar no es inmediato, sino que es un proceso que puede resultar largo y algo pesado, pero que sin duda, merece la pena, ya que te permite recuperar el cabello de forma definitiva para que no tengas que volver a preocuparte por la calvicie.

Por lo general, los primeros resultados del trasplante capilar comienzan a verse tres-cuatro meses después de la intervención, que será cuando comience a crecer el cabello de los folículos trasplantados.

Ya, a los seis-siete meses los resultados son más apreciables y evidentes, ya que el crecimiento del cabello se consolida, consiguiendo que la zona trasplantada se vea más poblada y que el pelo tenga un mayor grosor.

Y, normalmente, el resultado final del injerto capilar se manifiesta a partir de los 12 meses aproximadamente. Si no es el definitivo, será muy similar, y los síntomas de alopecia habrán desaparecido casi por completo.

A continuación, para que puedas realizar un seguimiento más exhaustivo, te mostramos las fases del crecimiento de un injerto capilar:

  • Primeros días:

Tras la intervención, durante los primeros días, la zona del trasplante experimenta una ligera hinchazón, que aparece el tercer día y desaparece el sexto o séptimo normalmente. También es habitual que aparezcan unos pequeños coágulos de sangre reseca, que se caerán a partir del séptimo – octavo día.

  • Primeras semanas:

Durante las primeras semanas, el pelo injertado se mantiene, comenzando a caer a partir de la sexta semana aproximadamente. No hay que asustarse, puesto que el pelo volverá a crecer. De hecho, será síntoma de está avanzando correctamente.

  • Dos – cuatro meses:

Normalmente, el pelo comienza salir a los dos meses de la intervención, y notarás como el aspecto del implante irá mejorando considerablemente.

A los tres – cuatro meses el crecimiento de pelos nuevos es más evidente. Al comienzo serán más finos y suaves de lo habitual, y con el paso del tiempo irán aumentando su grosor. Es una de las etapas más apasionantes, ya que es cuando se comprueba que el tratamiento está dando los resultados.

  • Cinco – diez meses:

Entre el quinto y décimo mes el crecimiento del cabello se consolida y se vuelve más grueso, con una longitud de entre cinco y siete centímetros aproximadamente.

Normalmente, entre el octavo y décimo mes es cuando se nota la mayor diferencia desde la intervención, y el resultado estará muy cerca del definitivo.

  • A partir de los diez – doce meses:

Es a partir de los diez – doce meses cuando podemos hablar del resultado final del implante capilar. Puede variar ligeramente en función de cada paciente, pero, normalmente, a partir de este tiempo no queda ni rastro de alopecia.

Pide tu cita, la primera es GRATUITA

Infórmate sobre las soluciones personalizadas de la Doctora Marina Garrido.

 

¿Todas las técnicas del injerto obtienen resultados en el mismo plazo?

El resultado final de un injerto capilar se aprecia más o menos en el mismo tiempo con la técnica capilar DHI, Fue Zafiro y FUSS, aunque, en función de la situación de cada paciente, una técnica será más adecuada que otra.

En Dra. Marina Garrido estudiamos y analizamos el caso de cada paciente de forma individual, realizando una serie de pruebas que nos permiten identificar las causas reales de la alopecia y así, escoger la técnica más eficaz en función de las necesidades que presente el paciente.

Injerto capilar DHI:

Con la técnica de injerto capilar DHI (Direct Hair Implantation) realizamos la implantación de los folículos a mano, lo que nos ofrece una mayor precisión, ya que podemos controlar el ángulo y la profundidad del injerto de un modo más eficaz.

Técnica FUE Zafiro:

La técnica FUE Zafiro es la más utilizada, consiguiendo resultados de calidad, muy naturales. Se basa en la extracción de folículos uno a uno, para después implantarlos en la zona receptora. De esta forma, evitamos cicatrices de gran tamaño y conseguimos un proceso de recuperación rápido y sencillo.

Técnica FUSS:

Con la técnica FUSS (Follicular Unit Strip Sugery) extraemos una tira de cabello de la zona donante y la implantamos en la zona receptora, siendo la mejor opción en aquellos pacientes que no tienen una elevada densidad capilar.

Conclusiones finales

En definitiva, los resultados de un injerto capilar se irán apreciando de manera progresiva y, desde los primeros días tras la intervención, se podrá comprobar una evolución constante.

Normalmente, el resultado final del injerto capilar lo vemos a partir de los 10-12 meses, aunque este tiempo puede variar ligeramente en función de cada paciente.